El estado de los pináculos está muy deteriorado, algo que no se podía valorar hasta que se ha retirado la malla protectora

La primera fase de restauración de los elementos ornamentales de la antigua cárcel de Segovia, actual Casa de la Lectura, ha terminado con un balance positivo, cuyos resultados fueron presentados ayer por la alcaldesa, Clara Luquero, y el técnico encargado de la rehabilitación, Graziano Panzieri.

En la primera parte de los trabajos “hemos restaurado uno de los pináculos, el escudo de armas y la puerta”, explicó Luquero. La rehabilitación ha sido complicada, porque “todos los elementos ornamentales son de piedra caliza labrada y cuando se ha descubierto esa estructura de madera y la malla verde, que llevaba protegiendo los pináculos 20 años, lo que han descubierto los técnicos es que estaban en una situación de degradación muy importante, porque se han hecho en el pasado varias intervenciones poco afortunadas, se había pintado con la pretensión de proteger y eso hace que la piedra no respire, de modo que hay una degradación y un deterioro que en algunos puntos ha hecho polvo literalmente la piedra”.

“Los pináculos tienen muchas intervenciones. Tiene pintura de no sé cuántos colores, resinas de epoxi, pinturas plásticas… Este ha sido el error más grande. No creo que lo haya hecho un profesional, lo habrá hecho alguien con muy buena intención, como casi siempre, pero con buena intención se hace mucho daño”, reconocía Panzieri.

Además, lamentaba, “no hay ningún informe en el que se explique el tratamiento que han tenido los pináculos y ahí está el problema. Tampoco hay un informe del trabajo que se hizo en 1999-2000, cuando se intervino y se arregló la cubierta, tenemos el proyecto, pero no hay un informe en el que se explique lo que se ha hecho. Y esta es la dificultad más grande para nosotros, porque cuando se ha hecho la propuesta [de restauración] se ha hecho a ciegas totalmente”.

Así las cosas, lo que se ha hecho en la primera fase “ha sido eliminar esa pintura que estaba haciéndole mucho daño a los elementos; consolidar la piedra; eliminar líquenes, musgos y esa vegetación que también daña; y se ha protegido con un producto que evita las humedades, además de recomponer o volver a elaborar la parte más significativa de algunos elementos que, de tan degradados, habían desaparecido”.

“En principio pretendíamos haber hecho todos los pináculos a la vez, pero al encontrarlo tan degradado todo hemos intervenido para recuperar primero un pináculo, el escudo de armas y la puerta; y luego seguir en una segunda fase con el resto de los pináculos, pero había que conocer la realidad primero”.

El presupuesto de estos trabajos ha alcanzado los 12.000 euros, la mayoría de ellos destinados al andamiaje, necesario para poder trabajar en los pináculos que hay sobre el tejado. Para la segunda fase, en la que se busca rehabilitar los tres pináculos restantes, la espadaña y la hornacina en la que hay una escultura de una virgen, serían necesarios unos 20.000 euros y, mínimo, tres meses de trabajo. “Cuando lo tengamos todo listo, desde el punto de vista de la tramitación administrativa, se procederá a la restauración”, aseguró Luquero.

Trabajos en el interior. Durante estas semanas se ha trabajado también en el interior del edificio. Se ha creado un nuevo aseo accesible en la planta baja; se ha instalado una nueva red de extinción de incendios y se ha mejorado la ventilación de la sala de exposiciones. Asimismo, se ha cambiado el cuadro de control de calefacción e instalado termostatos de zona para mejorar el confort térmico. Y en la segunda planta se ha acondicionado el pavimento actual de tarima.


el adelantado de SEgovia

Dirección

Hnos.Barral 3, Segovia, España

Horario de Atención

Lunes Martes Miercoles Jueves Viernes Sábado Domingo
9:00 - 24:00 9:00 - 24:00 9:00 - 24:00 9:00 - 24:00 9:00 - 24:00 9:00 - 1:00 9:00 - 24:00

Consultas

© Copyright 2019 - InforWeb Multimedia España