La fina lluvia hizo recomendable cubrir la imagen del Cristo de San Marcos con un plástico durante el recorrido procesiona

Hay ganas de Semana Santa. La ‘sequía’ de la actividad cofrade motivada en los últimos años tanto por el mal tiempo como por la pandemia ha hecho brotar en la ciudadanía el deseo de poder ver en las calles de la ciudad a las cofradías con sus actos religiosos y devocionales, y a tan solo 48 horas del Domingo de Ramos, los primeros desfiles procesionales contenidos en el programa de la Junta de Cofradías celebrados ayer probaron el anhelo de disfrutar del ambiente que las hermandades y feligresías ofrecen a propios y extraños durante estos días.

Como en años de ‘normalidad’, el Viernes de Dolores sirvió como prólogo para el inicio de los actos contenidos en el programa previsto para este año, donde hubo que lamentar la ausencia del Via Crucis de la Cofradía de La Piedad de San José en el que se escenifica la pasión de Cristo por las calles del barrio. La directiva de la cofradía decidió aplazar al año que viene esta representación, ya que la crisis sanitaria impidió completar la preparación con tiempo suficiente para poder llevarlo a cabo.



Así, las cofradías de San Marcos y Ex alumnos Maristas (ADEMar) fueron las encargadas de abrir el programa de procesiones de 2022 con el rezo de los misterios del ‘Via Matris’ en el caso de los Maristas y el de las ‘Tres Caídas’ en el de San Marcos.

En la iglesia del Corpus Christi, junto a la comunidad de Madres Clarisas que viven en el convento, la cofradía de Nuestro Señor con la Cruz a Cuestas y María Santísima de las Angustias preparaba el inicio de la procesión penitencial con la meditación del consiliario Serafín Merino y la emoción indisimulada de la madre abadesa del convento, intercalando entre medias los cantos del coro de Clarisas. Puntualmente, a las 20,30 horas, el trono con la imagen de la Virgen de las Angustias portado a banzos por los cargadores de la cofradía cruzaba la puerta del templo para iniciar el recorrido por el centro histórico de la capital con el rezo de las siete estaciones que evocan los siete dolores de la Virgen María durante la Pasión de Cristo. La procesión penitencial arrancó con una finísima lluvia que no impidió el normal desarrollo del cortejo procesional, que llevó a la hermosa imagen de Juan de Juni a través de las siete estaciones de penitencia hasta el Colegio Marista, donde llegó cerca de la medianoche.

A la misma hora, y a orillas del Eresma, la cofradía del Santo Cristo de San Marcos procesionaba con su hermosa imagen titular del siglo XVI para el rezo de las ‘tres caídas’ que narra el relato evangélico del camino de Jesús hasta el calvario. En un ambiente de emoción contenida y de silencio meditativo, la procesión arrancaba desde la iglesia parroquial, y la aparición de la lluvia aconsejó cubrir la imagen con un plástico durante todo el trayecto para preservarla de las inclemencias meteorológicas. La alameda de La Fuencisla fue el escenario de esta procesión, que realizaba paradas ante el convento de los Padres Carmelitas y el Santuario de la patrona de Segovia para regresar al templo parroquial una vez completado el recorrido.

Aunque estas procesiones sirven de prólogo, es la Procesión del Cristo de la Buena Muerte la que inicia este sábado el calendario de las procesiones generales propiamente dichas.



Se trata de una procesión austera y muy intimista, con el Cristo de la Buena Muerte, una talla sencilla pero de perfectas líneas, del S XVII y autor anónimo, que descansa el resto del año en la capilla del Cementerio Santo Ángel de la Guarda de la capital. La imagen es portada a hombros, con el acompañamiento de tambores y carraca.

La Junta de Cofradías, Hermandades y Feligresías introduce aquí cada año una novedad. El último año, en 2019, se vinculó con lo literario y durante el recorrido que desde el Convento de San José hasta el de los Padres Carmelitas, pasando por el arco de Santiago, se dieron lectura a textos relacionados con la Semana Santa de autores del siglo XX como Miguel de Unamuno, María Zambrano y Antonio Machado, para conmemorar el centenario de la llegada del poeta a Segovia. Por eso este año, los textos rinden homenaje a las víctimas del coronavirus, a las persona que ayudaron mostrando la solidaridad segoviana, a los sanitarios, vecinos y cofrades en particular, en definitiva a toda la sociedad por haber sufrido y superado una situación tan dura y excepcional.

Dirección

Hnos.Barral 3, Segovia, España

Horario de Atención

Lunes Martes Miercoles Jueves Viernes Sábado Domingo
9:00 - 24:00 9:00 - 24:00 9:00 - 24:00 9:00 - 24:00 9:00 - 24:00 9:00 - 1:00 9:00 - 24:00

Consultas

© Copyright 2019 - InforWeb Multimedia España